Las joyas se oscurecen por diversas razones, entre las cuáles están:

  • La exposición al oxígeno y a la luz
  • Los diferentes tipos de PH de la piel
  • La toma de medicamentos o aportes vitamínicos, ya que estos pueden afectar el PH de la piel
  • La exposición al agua con cloro, al agua marina o a aguas termales
  • La exposición larga al calor
  • El contacto con cosméticos, incluyendo perfumes, cremas o maquillaje

Tanto las joyas de plata de ley como las de latón o aleación de metales deben limpiarse regularmente con un paño suave. Se deben frotar suavemente hasta que recobren el brillo.

Tus joyas pueden perder el brillo con el tiempo por estar expuestas al aire libre. La pérdida de brillo o deslustre es un proceso natural. Debe evitarse el uso de líquidos abrillantadores u otros productos químicos para limpiarlas. Siempre será mejor quitarte la joya si te bañas en el mar o en piscinas, si te duchas o haces ejercicio. Asimismo hay que evitar golpes, tirones y roces con otras piezas. Deben guardarse preferiblemente en bolsas herméticas o en cajas cerradas para protegerlas de la oxidación. Nunca las dejes en lugares húmedos. Debes tratar de que tengan el menor contacto posible con el aire y la luz. Nunca uses recipientes de goma, ya que generarán un deslustre acelerado de las piezas y probablemente harán que éstas se ennegrezcan.

Si la joya tiene piedras semipreciosas no debe de lavarse con detergentes o jabón ya que sus residuos pueden dejar las piedras opacas. Para su limpieza debes usar un paño suave y húmedo. Las circonitas pierden su brillo con el alcohol. Nunca las rocíes con perfumes o colonias. Respecto a los cristales, hay que evitar su contacto con detergentes, jabón, cremas, perfumes, colonias, cosméticos y lacas. Tampoco se debe ducharse o lavarse con ellos puestos. 

Las perlas son de origen orgánico, porosas y delicadas. Por ello hay que evitar su contacto con detergentes, jabón, cremas, perfumes, colonias, cosméticos y lacas. No debes ducharte o lavarte con ellas puestas. Para su limpieza puedes usar un paño suave y húmedo. A la hora de guardar las perlas, consérvalas en un lugar sin cambios bruscos de temperatura y sobre todo alejadas de fuentes de calor para evitar una desecación excesiva de las mismas.

GARANTÍA:

Nuestros artículos tienen una garantía de 3 meses desde la fecha de entrega del pedido, exceptuando nuestra Colección Edición Limitada que es de un año. La garantía únicamente aplicará en aquellos casos en los que exista un defecto de fabricación, y el daño no haya sido causado por un mal uso. 

Quedan expresamente excluidos de esta garantía los daños que resulten como consecuencia de la utilización impropia o abusiva (golpe o aplastamiento), accidente, negligencia, alteración, manipulación o reparación no autorizada, así como las consecuencias del desgaste y del envejecimiento normal de las piezas.

Estudiaremos detalladamente si, en cada caso, el desperfecto ha sido ocasionado por un mal uso de las piezas.

NOTA:

Piedra de Toque no garantiza que el baño de oro de nuestras joyas dure para siempre. Las piezas bañadas en oro o rodio son, por defecto, más frágiles y susceptibles a perder el color con el paso del tiempo. La velocidad a la que este color va desapareciendo depende de múltiples factores, incluyendo el uso de productos químicos en la piel, cremas, perfumes, el PH de la piel, el calor y la luz. Por este motivo,